miércoles, 13 de febrero de 2013

De la nueva militancia


El militante es,
Esencialmente, un hombre libre.
Pero cuando esa mente se somete al influjo
De líderes o concepciones paralíticas
Regresa a la esclavitud.
Su alma se solaza, en su mera pertenencia
a visiones “totalitarias o democráticas”.
El quejumbroso líder desdeña el futuro
Y el hombre pierde su anhelo de libertad.
Asi que, prefiero ¡ser libre!
O morir en la desdicha.
No quiero fichar mi tarjeta
En los cajeros de la burocracia burguesa.
El militante, cuando es joven
Se llena de sueños,
Y quiere ser como el “Che”
 asi que, ajusticia quimeras y cree en utopías.
Cuando crece, el mismo militante,
Si no ha creado su propia esencia,
su propia visión, ¡revolucionaria!
¡Envilecido! por la realidad,
Agotado por la traición y agobiado por la pobreza.
¡Quiere ser perón! Y entonces,
Lo suyo es la traición, la mentira y
El poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario