viernes, 20 de abril de 2012

Poesía enferma


Esta poesía esta enferma,
de pasión por la más insignificante  de las cosas,
Doliente de mil naciones de luto.
Esta poesía esta enferma,
Porque nace del tronco reseco de añosos desiertos,
Que alguna vez, fueran profundos océanos.
Esta poesía esta enferma,
Porqué ama el cielo celeste y la negrura de sus noches,
que resplandecen con el brillo muerto de millones de soles.

Esta poesía esta enferma,
Porque es goce pleno de la carne joven, del intrépido
Guerrero, que se aventura al fracaso.
Esta poesía esta enferma,
Porque fue compuesta al desamparo
De la pobreza.
Esta poesía esta enferma,
Porque ama, ama, ama…
Esta poesía esta enferma,
Porque odia, con el más profundo rencor.
Y se hace carne en esa permanencia.

Esta poesía esta  enferma,
Porque se lee en lapidas añosas
de solitarios cementerios.
Esta poesía esta enferma,
Porque cree en si misma,
Y se hace voz de los incomprendidos.
Esta poesía esta enferma,
Porque jamás redime a los irredentos,
No salva a nadie y no espera ser acogida.

Esta poesía esta enferma,
Porque no ama a una mujer,
las ama a todas.
Esta poesía esta enferma,
Porque no ama a un hombre,
Los ama a todos.

Esta poesía esta enferma,
Porque abre las piernas y
Se moja en silenciosas sabanas.
Esta poesía esta enferma
Es que siempre penetra, pero
Pero siempre acaba en la espalda de afrodita.

Esta poesía esta enferma,
Porque es Dios, y su palabra
Es siempre la más sabia.
Esta poesía esta enferma,
Porque se solaza acariciando los muslos trémulos
De las jovencitas del templo.
Esta poesía esta enferma,
Porque no le importa a nadie, y nadie
Caerá en las garras de sus nocivos abrazos.
Solo el cielo, cada tanto abre sus puertas y arroja
Al impasible abismo del tiempo, a un hijo de la pasión.
 Esta poesía esta enferma,
Y sepan, OH! Tiranos del mundo
¡¡Esta enfermedad nos hace libres!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario