viernes, 20 de abril de 2012

Al fondo de mi casa





Al fondo de mi casa,
en una pared añosa y desgajada
Pinte el mural de mis tristezas.
Y organice el boceto de mis desdichas
en pajizos lienzos,
que a la intemperie abandone hasta que
el amplio desarrollo de mis dolores,
se hizo inconmensurable a los ojos
 de un infame artista.
Pinto en paredes,
como el mercenario pinta consignas
en una elección para Dios, y en la otra,  
para el Diablo.
Penas que abarcan los fondos
del reducto perecedero de mi puta vida, vacía…
Y el innombrable habla en botellas, que rocían,
Los gorgoteos del experto mercenario,
Que vende sus cuadros al asesino enriquecido
Y al mísero poeta,
lo hecha a patadas de su puta galería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario