miércoles, 2 de marzo de 2011

Hoy

Hoy, se ha hecho noche para esculpir pirámides,
Pero aun atesoro la verborragia de los humillados.
Como en nuevos ateliers, sin pintura en el suelo,
Las novicias se masturban en escuálidos banquetes.
Quizás, algunos gritos se transformen en canciones,
Y admirados del poeta, escupan a la cara del burgués.

Hoy, que soy yo quien fustiga al misero látigo,
Me arden las manos, es que no se castigar como Dios.
Y sin doctrinas, solo soy el proxeneta
de las nuevas musas de escaso vestido,
que lamen el falo de la nueva fe.
Es que hoy, se ha hecho noche para esculpir pirámides.

No hay comentarios:

Publicar un comentario